Alertan a ONU-DH de descrédito oficial

Representantes de organizaciones de la sociedad civil se reunieron ayer con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, a quien expresaron su preocupación por el descrédito del Gobierno de Enrique Peña Nieto a los mecanismos internacionales de derechos humanos.
En particular, manifestaron su extrañamiento por la reacción del Gobierno federal, en voz de funcionarios de las Secretarías de Gobernación y Relaciones Exteriores, a las observaciones preliminares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que advierten de una crisis en esta materia.
Las organizaciones también plantearon al Alto Comisionado que el pronunciamiento que haga al término de su visita a México debe ser congruente con lo señalado por otros mecanismos de las propias Naciones Unidas, pese a las presiones del Gobierno federal y a la posible descalificación.
“Solicitamos al Alto Comisionado que mantenga el estándar y el nivel de exigencia al Estado mexicano, conforme lo ha hecho el Comité de Naciones Unidas de Derechos Humanos, el Comité de Naciones Unidas contra Desapariciones, el Comité contra la Tortura y la CIDH, y que siga insistiendo en la existencia de un patrón generalizado de violaciones a los derechos humanos”, aseguró Juan Carlos Gutiérrez, director de IDHEAS.
Olga Guzmán, integrante de la Comisión Mexicana de Defensa y promoción de los Derechos Humanos, dijo que las constantes descalificaciones que ha hecho el Gobierno mexicano de varios mecanismos internacionales permiten observar un retroceso en la política exterior de derechos humanos bajo la actual Administración.
De acuerdo con asistentes, se planteó al funcionario internacional la participación de la sociedad civil en el proceso de negociación entre la oficina en México y la Secretaría de Relaciones Exteriores, respecto a la renovación del acuerdo de cooperación técnica, pues advirtieron que el Gobierno mexicano quiere restringir al máximo sus alcances.
Édgar Cortez, director del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, explicó que el sentir de las organizaciones es que la ONU-DH debe pasar de brindar asistencia técnica hacia el seguimiento y la supervisión.
Asimismo, solicitaron al Alto Comisionado su apoyo al Estado mexicano para el establecimiento de una comisión internacional contra la impunidad de violaciones graves de derechos humanos y de casos de corrupción.
En su primer día de visita oficial al país, Zeid Ra’ad Al Hussein también se reunió con víctimas, entre ellas Tita Radilla, hija de Rosendo Radilla, desaparecido en la década de los setenta, y algunos de los padres de los normalistas de Ayotzinapa.
Además sostuvo encuentros por separado con el Ministro presidente de la Corte, Luis María Aguilar; con integrantes del cuerpo diplomático acreditado en México y con el ombudsman nacional Luis Raúl González Pérez.

Categorias: D) Nacional