Reacomoda Peña piezas de Gabinete

Comparte la noticia
  •  
  •  
  •  
  •  

CIUDAD DE MÉXICO.-A menos de 11 meses de que concluya su sexenio y con el proceso electoral en marcha, el Presidente Enrique Peña anunció ayer cambios en su gabinete y nombró a tres nuevos secretarios de Estado.

Los nombramientos se dieron como consecuencia de las renuncias de Miguel Ángel Osorio Chong a la Secretaría de Gobernación (Segob) y Luis Enrique Miranda Nava a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), quienes, según versiones extraoficiales, irán en la búsqueda de cargos de elección popular.

Para sustituir a Osorio Chong, quien estuvo al frente de la Segob desde diciembre de 2012, Peña Nieto designó a Alfonso Navarrete Prida, hasta ayer Secretario del Trabajo y Procurador General de Justicia del Estado de México durante el sexenio de Arturo Montiel.

“Las prioridades que he fijado al Secretario de Gobernación para los meses próximos incluyen: fortalecer la gobernabilidad democrática en todo el país, entendida como una responsabilidad compartida por los tres poderes de la Federación y los tres órdenes de gobierno.

“Redoblar esfuerzos en el combate a la inseguridad con énfasis en los municipios que presentan los mayores índices de criminalidad, y con ese propósito se deberán reforzar las labores que realiza el Gabinete de Seguridad para combatir el crimen organizado”, señaló el mandatario al hacer los anuncios en Los Pinos.

Antes, destacó que Osorio Chong fue un protagonista de la construcción del Pacto por México y, a través de éste, “de la más profunda transformación legal e institucional de nuestra República en décadas”.

“Bajo su liderazgo, la Secretaría de Gobernación tuvo numerosos logros, que han fortalecido la gobernabilidad democrática del país, con base en una relación respetuosa y constructiva entre poderes y entre órdenes de Gobierno”, dijo.

En sustitución de Miranda Nava, quien tenía un año cuatro meses al frente de la Sedesol, el Presidente designó a Eviel Pérez Magaña, que desde abril de 2015 se desempeñaba como subsecretario de Desarrollo Social y quien ocupó el cargo de Secretario de Obras Públicas del Gobierno de Oaxaca durante la administración de Ulises Ruiz.

“Al nuevo Secretario de Desarrollo Social le he pedido que atienda las siguientes prioridades en el desempeño de su función: consolidar una política social de Estado, con programas transparentes y eficientes, que reconozcan los derechos de cada mexicano para alcanzar su bienestar y desarrollo.

“Consolidar, también, la Estrategia Nacional de Inclusión como columna vertebral de la política social, que favorezca la coordinación de las dependencias públicas y las entidades federativas”, indicó Peña Nieto.

Asimismo, le expresó su reconocimiento “por la lealtad y la entrega con que desempeñó esa y otras responsabilidades en el Gobierno de la República”.

Para cubrir la vacante que abrió con su cambio Navarrete Prida, el Presidente nombró como Secretario del Trabajo a Roberto Campa Cifrián, quien se desempeñaba como subsecretario de Derechos Humanos en Gobernación.

Durante la administración panista de Felipe Calderón, Campa fue Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

“Al Secretario Campa Cifrián le he establecido las siguientes prioridades: mantener el ambiente de armonía entre los sectores productivos, lo cual se ha reflejado en una creación histórica de puestos de trabajo en nuestro país.

“Continuar los esfuerzos de formalización del empleo, para que más mexicanos puedan obtener un trabajo con prestaciones; seguir impulsando la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores mexicanos, para consolidar el mayor avance que se ha registrado en este ámbito en los últimos sexenios”, informó Peña Nieto.