No hay programas para reponer techos derribados por nieve

Comparte la noticia
  •  
  •  
  •  
  •  

La Subdirección de Servicios Educativos a través de su representante, Félix Alejandro Rodríguez Ramos, reconoció que aún no se tienen programas vigentes para la reposición de techos estructurales en los planteles donde fueron retirados sobre todo por la nevada con la que comenzó el año.

Y es que a inicio de este 2018,  instituciones como la Universidad Pedagógica Nacional, así como la Escuela Miguel Hidalgo, entre otros planteles más, por el peso de la nieve registraron derrumbes de los techos estructurales.

El Director de la Escuela Miguel Hidalgo, Juan Martín Zapata Álvarez, destacó la importante necesidad en la Región de contar con los techos estructurales valuados en costos superiores a los 800 mil pesos, que no pueden costear en su totalidad los padres de familia.

Sin embargo comentó que son indispensables para el desarrollo de las actividades deportivas como en el caso de sus alumnos de sexto año, que fueron reconocidos por las autoridades al quedar campeones por segundo año consecutivo a nivel Estatal en volibol.

Señaló que ante ello se han hecho las gestiones sin respuesta hasta el momento, ya que están limitados al presupuesto estatal y federal, por lo que están en lista de espera.

“Específicamente ahora nos hizo mucha falta porque fueron meses de entrenamiento de los alumnos, buscando espacios adecuados por el intenso calor, debido a que los niños se quedaban fuera de clase”, detalló el Director.

El Subdirector de Servicios Educativos reiteró que no se cuentan con un programa de techos estructurales como el año pasado cuando fueron colocados 13, en el mismo número de planteles.

“En este momento no tengo información de un programa vigente con que ayudarlos”, expresó el Subdirector de Servicios Educativos.

Puntualizó que por lo pronto están en las listas de espera, tanto a los plateles que se les cayeron los techos por la nevada, así como los demás en donde se retiraron por las malas condiciones, para que al autorizarse algún programa sean los primeros en atenderse.