Padre ciego y con cuatro hijos

Comparte la noticia
  •  
  •  
  •  
  •  

Frontera, Coah.- Piden apoyo para el señor David González Cárdenas y sus cuatro hijos, debe mantenerlos teniendo discapacidad visual después que su esposa abandonara el hogar hace más de un mes. Debido a una denuncia anónima, la Pronnif acudió para retirar a los menores y llevarlos con un familiar del padre.

Se dio a conocer en redes sociales que el matrimonio de Mina y Lolita, se quedó al cuidado de los cuatro niños por algunos días, David, de ocho años; Juan Manuel, de seis años y las cuatas Bertha Guadalupe y Gabriela Sofía de un años ocho meses, esto mientras las autoridades de DIF y Pronnif limpiaban toda la casa de David en la calle Concepción Armendáriz con Oriental.

Las cuatitas nacieron el 20 de septiembre del 2016 y desde entonces se hicieron famosas por ser hijas de un matrimonio que padece discapacidad visual, quienes tuvieron que demostrar desde entonces que eran capaces de cuidar a sus hijos ante las autoridades, los otros dos niños acudían de forma regular a la escuela.

“Como en muchos matrimonios, se terminó el amor y Casandra y yo decidimos separarnos, ella nos abandonó hace mes y medio y desde entonces yo entré en depresión, pues no sabía qué hacer para ver por el futuro de mis cuatro chamacos, ella y yo acordamos que yo me quedaría en la casa con ellos y me mandaría algo de dinero dentro de sus posibilidades, solo me ha dado 400 pesos”, explicó.

David cuenta con una pensión, la cual no es suficiente para los gastos de los cinco, sin embargo, cuenta con el apoyo de su familia y vecinos, para proteger a las menores decidieron no involucrarlas. Indicó desconocer quién se habrá quejado ante Pronnif, pues de un día para el otro llegaron a su domicilio junto al personal del DIF Frontera.

“Me dijeron que la custodia estaba a mi favor y el jueves de la semana pasada le hablé a Casandra para preguntarle qué había hecho, si ella había hablado a Pronnif pero me dijo que no fue así, al explicarle lo de la custodia se molestó porque pensó que ya no vería más a los niños. A mí se me fue acumulando el quehacer y las autoridades se ofrecieron a limpiar mi casa, tiraron mucha ropa y muebles para después acondicionar la casa, por eso los niños estaban con mi vecino Padilla”.

Los cuatro niños estuvieron cinco días con los vecinos, pero al extrañar a su papá los más grandes se salieron rumbo a su hogar a unos cuantos metros, lamentablemente el personal de Pronnif llegó en ese momento y se los llevaron a la casa hogar ubicada en la colonia Praderas, donde permanecieron por tres días.

Se determinó que vivieran en casa del papá de David por tiempo indefinido y aunque sea su familiar no puede visitar todos los días a sus hijos, pues no tendría los mismos derechos que Casandra de la Fuente. Pidió apoyo de las personas para apoyar a sus hijos, así como muebles para su hogar, mientras tanto regresará a trabajar como voceador en un periódico local para tener un poco de ingresos.